Akelarre – Uxue

UxueUxue es una persona bastante despreocupada que no llegó a terminar la carrera de veterinaria y actualmente trabaja de camarera.

Es rubia, de larga melena y tiene la habilidad de transformarse en gato, al igual que muchas brujas según gran parte de los mitos y el folklore que rodea a las brujas vascas.

Akelarre – Igarne

IgarneIgarne es una chica bastante asustadiza y miedosa. Estudió biología y se siente la más débil del Akelarre, lo que la lleva a estudiar concienzudamente el grimorio.

De pelo moreno, con flequillo y melena hasta los hombros, desde pequeña se sintió un patito feo y ese complejo es lo que poco a poco forjó su personalidad cobarde e insegura. Descubrir su naturaleza mágica y la lucha que tendrá que llevar a cabo contra sus enemigos harán que poco a poco vaya superando sus propios obstáculos.

Akelarre

Portada CreateSpaceEn una noche de solsticio de verano, coronada por una enorme luna de color rojizo, un grupo de brujas se ven obligadas a renunciar a sus poderes para salvar su vida y la de sus hijas, sabiendo que en algún momento la magia se revelará.

Varios siglos después, unas desinformadas y desprotegidas descendientes se verán inmersas en un mundo del que no sabían nada. Con la amenaza de un enemigo que planea acabar con sus vidas, se verán obligadas a aprender a usar sus habilidades si quieren salvar la vida.

Dibujando a Cheshire

Algunos (los que me seguís en Facebook) sabéis que, además de escribir, me encanta también dibujar. No siempre puedo dedicarle todo el tiempo que me gustaría, pero es algo que me ha ayudado a relajarme y a desconectar desde que era pequeño.

De todos los dibujos que he compartido en la página de Facebook del blog, uno de los que más os ha gustado ha sido el del gato Cheshire. En esta entrada intentaré explicar todo el proceso de dibujo, que me llevó aproximadamente 40 horas:

Sigue leyendo

Porcentaje

Me he puesto a pensar sobre porcentajes. Todos los días tomamos decisiones; nos vestimos con ellas, comemos con ellas y dormimos con ellas. Pequeñas muestras de libre albedrío que marcan cada día que pasa y, aún así, hay un porcentaje que no nos satisface por completo.

¿En qué porcentaje estamos seguros de las decisiones que tomamos? Después de todo, si el mundo se rige por porcentajes, ¿Dónde está la media de acierto? Hay cosas que parecen incondicionales e imperecederas, pero siempre hay un margen, un porcentaje de error que parecemos estar siempre dispuestos a aceptar sin miramientos.

Después de todo, ¿Cómo de seguros estamos de nuestra vida? ¿En qué porcentaje?

P1020020