La leyenda del delfín

IMG_20141012_0004La leyenda del delfín, con diversas variantes, viene a demostrar el respeto que el pescador vasco ha sentido siempre por aquel animal. Es tradicional la creencia de que los delfines han guiado a los pescadores hasta los bancos de pesca. Pero también que traía muy mala suerte matar a alguno de ellos.
Lo negativo de los delfines era, empero, que con su actitud juguetona en torno a los barcos, causaban grandes destrozos en la redes. Por eso, según cuenta la tradición, antaño los pescadores hicieron un trato con los mamíferos acuáticos. Ellos guiarían a los humanos hasta los bancos de pesca, pero a cambio los pescadores habían de darles una parte de la captura recogida.
Así transcurrió el tiempo, cumpliendo cada cual lo pactado. Hasta que, en cierta ocasión, un pescador se negó a dar a los animales la parte de pesca convenida. Tan cabreados se sintieron los delfines, que avisándose unos a otros, formaron una gran bandada y la emprendieron violentamente contra las redes de aquel informal, destrozándoselas por completo.
Añade la leyenda que desde entonces, ni el propio pescador que faltó a su palabra, ni sus descendientes, han logrado cosa buena al salir a pescar a la mar. Porque los delfines, año tras año, generación tras generación, acuden a romperles las redes. Y eso sucerá hasta el final de los tiempos.

Anuncios